Abre las puertas de la memoria

Y ROMPAMOS EL CERCO DEL OLVIDO

* CAPÍTULO DESAPARICIÓN FORZADA *

“Son (…) (su) pasado, también (…) (su) presente. Siempre están siendo desaparecidos: ni vivos ni muertos”
(Gabriel Gatti citado por (Centro Nacional de Memoria Histórica, 2016, pág. 13)

Este es el tejido de historias que retratan el drama de la desaparición forzada, una de las peores vulneraciones a los Derechos Humanos que se han vivido en Colombia a partir de la criminalidad estatal, donde se ha justificado borrar la identidad y humanidad de más de 60.000 colombianos que fueron arrebatados de sus familias y territorios por grupos armados ilegales, que buscaban silenciar sus voces, infundir el miedo y aniquilar los pensamientos.

Muchos territorios en el país han sido testigos de la atrocidad de la desaparición, pues en ellos grupos paraestatales instauraron el terror a través de acciones arbitrarias que sin justificación alguna se realizaron contra miles de civiles quienes fueron separados de sus familias y comunidades y de los cuales no se volvió a conocer su paradero.

Las historias que se conocerán al abrir estas puertas de la memoria fueron construidas con testimonios de tres familias de los municipios de Salamina, Supía y Manizales en el departamento de Caldas, que decidieron romper el cerco del silencio y el olvido en torno a lo vivido por Carlos Mario Osorio, Albeiro Gonzáles, Mario Marulanda y Jhon Fredy Montes. Sus familias trajeron al presente instantes de su existir que para ellas son significativos, con los que hicimos, a muchas manos, perfiles que reconstruyen las memorias y dignidad humana de estas personas.

Además, estos testimonios son un paso al frente que, con valor, madres , padres, hermanos, hijos, parejas, decidieron dar para contar en voz alta la persecución e injusticia sufridas, a veces incluso antes del momento de victimización, la transformación del contexto en el que vivían, la ruptura definitiva que significó la desaparición de sus seres queridos y la reivindicación que hasta hoy mantienen por su derecho a tener respuestas, a dar cierre a ciclos personales y, por supuesto, a conocer la verdad.

El ejercicio estuvo lleno de encuentros conmovedores que se volvieron centrales para destacar el valor de las vidas de Carlos Mario, Albeiro, Mario y Jhon Fredy, por lo que el resultado son relatos emotivos e íntimos, como homenaje a quienes permanecen siempre en las memorias de sus familias, que todavía esperan encontrar en el silencio de la tierra y en el caudal de los ríos, el cuerpo de aquellos a quienes se les desconocieron sus derechos, sus sueños y sus sonrisas.

¿Dónde estás?
En tus huellas de vida florece la esperanza

Mario Marulanda Pérez
Ese padre de cinco hijos, pequeños todos, agobiado por la falta de dinero, guardó un poco de ropa en una maleta y al hacer una llamada para confirmar una nueva bonanza cafetera, salió de su casa muy temprano en la mañana y prometió regresar en 15 días para la Semana Santa, además de enviar antes algunos dineros a su esposa para leche, pañales y alimentos.

Ver la historia completa
Mario Marulanda

Los caminos de la vida


Albeiro González Osorio

Esta es la de Albeiro González Osorio, quien nació el 26 de septiembre de 1972 en la vereda La Divisa de Salamina, Caldas. Fue un chiquillo amante de las bicicletas, con ojos de tonalidades azules y verdes que adornaban la inocencia de su rostro, en el que las sonrisas pícaras se trazarían por el resto de la vida, en medio de las bromas que hacían al alma hablar a carcajadas, mientras se burlaba de pequeñeces.

Ver la historia completa
Albeiro González

Mis sonrisas habitan en su corazón


Jhon Fredy Montes Escobar
Son experiencias que la vida teje alrededor de un existir, los recuerdos más preciados que habitan en el corazón, como la imagen de Jhon Fredy Montes Escobar. Él nació en medio del verano de junio del año de 1975.

Ver la historia completa
Jhon Fredy Montes Escobar

Letras y sonrisas que desvanecen


Carlos Mario Osorio
En una finca ubicada en Chever, una vereda del municipio de Dabeiba, Antioquia, un bebé de tez morena y hermosos risos, nació el 4 de abril de 1973. Recibió por nombre Carlos Mario Osorio, en el seno de una típica familia campesina, de la que fue el quinto de siete hermanos.

Ver la historia completa
Carlos Mario Osorio